¿Sabias que Calafell es la playa del Biberón?

playas

Written by:

Calafell Costa Daurada

Ubicada en la Costa Dorada, recibe este curioso nombre por las múltiples características que la convierten en una playa ideal para el disfrute de los niños y de toda la familia.

Las playas del municipio tarraconense estarán abiertas a los bañistas a partir del 8 de junio.

La naturaleza singular de Calafell le proporciona unas playas hechas a medida para todas las familias con niños pequeños que este verano buscarán momentos de desconexión tras los meses de cuarentena. Cinco kilómetros de arena dorada que se extienden a lo largo de todo el municipio donde el riesgo de masificación es reducido, gracias a la amplitud de la costa. Los bañistas podrán volver a la playa calafellense a partir del 8 de junio. Aunque el municipio ya está en fase 2, ha optado por esperar prudencialmente durante 15 días.

El apodo de playa del Biberón lo recibe desde ya hace décadas por otros dos factores de indudable beneficio para las familias con niños y que ayudan a reforzar la imagen de Calafell como un destino familiar de la Costa Dorada por excelencia:

Unas aguas en calma. La tranquilidad de las playas de Calafell es un plus de seguridad para los padres, que pueden bañarse con sus hijos sin preocuparse por la fuerza de las olas. Además, las aguas de Calafell no solo son conocidas por ser quietas; también por sus propiedades saludables, ya que son ricas en yodo.

La calidad de la arena, la tierra de la Costa Dorada. A lo largo de sus cinco kilómetros de extensión, la arena de Calafell se mantiene extremadamente fina y por lo tanto, no daña la delicada piel de los niños. Además, esta característica también hace de la playa calafellense un sitio ideal para construir castillos. La calidad de la arena no solo se traduce en su finura, también en su construcción. La playa del Biberón tiene un pendiente de entrada al mar muy poco pronunciado; así como el acceso al propio arenal, que está perfectamente adaptado para la entrada de carritos de bebé.

Además, otra característica que dota de carácter propio a esta playa de la Costa Dorada es la bandera azul, que ondea allí desde 1992. El estandarte azul certifica la calidad del agua, de la arena y a su vez, también constata una buena gestión ambiental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *